HISTORIA DEL KARATE

La teoría más comúnmente aceptada para la importancia dada a las artes marciales sin armas en la isla de Okinawa se debe a las sucesivas prohibiciones al porte de armas en su historia y al hecho de que la isla, mucho antes de ser anexada al Shogunato de Japón, ya era un puerto libre y reino independiente donde atracaban numerosas embarcaciones provenientes de varias partes de Asia (China, Corea, Tailandia, Indonesia, Filipinas).

 

En la isla de Okinawa se vivía una situación naval y comercial de gran intercambio entre varios reinos, similar a la de las islas Filipinas, aunque con varias prohibiciones al porte de armas que se iniciaron en el año 1409 por el entonces rey Sho Shin, que favorecieron la unificación de los pequeños feudos en que se encontraba dividida la isla, evitando así futuras divisiones y conflictos entre los visitantes y los nativos. Estas medidas fueron luego enfatizadas de nuevo ya en el año 1609 por los guerreros samurai (侍) japoneses invasores pertenecientes al clan Satsuma, quienes confiscaron las armas restantes. Durante este periodo la vida fue aún más austera y restrictiva, obligando tanto a los nobles (Pēchin) (親雲上) como al pueblo a desarrollar aún más los métodos de combate tanto con implementos agrícolas (Kobudō) (古武道) , como a mano vacía (Karate) (空手) respectivamente.

 

Durante los siglos XIX y XX se encontraban establecidos ciertos estilos de acuerdo a la estricta división regional por clases sociales así como, entre los movimientos circulares o lineales, o la preferencia por el combate a distancia media y larga. De esta forma, las principales variantes del Te (手) practicadas en Okinawa eran: Shuri-Te (首里手)Naha-Te (那覇手), y Tomari-Te (泊手). Cada una de ellas contaba con características particulares tanto en las técnicas como en los métodos de práctica.

En este período tres maestros se encargaron de sistematizar y revivir la práctica del Karate: Itosu Ankō (糸洲 安恒) (Shuri-Te), Higaonna Kanryō (東恩納 寛量) (Naha-Te) y Matsumora Kōsaku (松茂良 興作) (Tomari-Te), con el fin de integrarse al sistema educativo escolar japonés.

 

Itosu Ankō

Higaonna Kanryō

Matsumora Kōsaku

Los términos empleados en esa época para denominar de manera general a estos estilos nativos fueron Te o Ti (手 ) literalmente mano y Okinawa-Te (沖縄手) literalmente "la mano de Okinawa". Términos que a principios del siglo XX fueron asimilados dentro del término genérico de Karate.

 

De 1901 a 1905, las escuelas de la prefectura de Okinawa comienzan a adoptar el Tuidi como parte del programa de educación física. En esta época, el maestro Itosu Ankō cambió la pronunciación de (唐手) desde Tode o Tuidi a Karate.

 

Poco después se empiezan a emplear por primera vez los kanji 空手 (el kanji 空  (kara) significa Vacío, Mano Vacía), en lugar de los ideogramas 唐手 (el ideograma 唐  (kara) hace referencia a la dinastía china Tang, lo que implica que Karate significaba Mano Tang o Mano China).

 

En 1933, en el capítulo dedicado a Okinawa reconocido por la asociación nacional de las artes marciales del Japón (Dai Nihon Butokukai) (大日本武徳会) se reconoce al Karate como arte marcial japonés, pasando a convertirse en Karatedō (空手道).

 

Al Karate se le conoce hoy en día como "el camino de la mano vacía", siendo esta la interpretación de los ideogramas para el término Karatedō. Esta traducción fue aceptada como alusión a la no inclusión de armas, o de ánimo bélico en el Karate moderno. Sin embargo, hay que notar que todos los máximos exponentes y maestros del Karate (hasta muy recientemente) tenían conocimientos del arte del Kobudō o arte marcial del manejo de las armas tradicionales de Okinawa, como el (棒 o ぼう) (Kun en Okinawense), las Tonfā (トンファー), los Sai (釵), los Nunchaku (ヌンチャク), las Kama (鎌 o かま), los Tekkō (鉄甲), etc. Incluidas y preservadas hoy en día como un arte marcial por separado, aunque preservado dentro de algunos estilos de Karate.

 

Otras traducciones de la palabra Karate son "la mano que emerge/contiene al vacío, al todo", "la mano del absoluto", "el camino de la voluntad". Podría hablarse inclusive del "camino del absoluto" debido a la profundidad filosófica, física y técnico-táctica del arte no solo en lo físico, sino en su posible aplicación mental y a la vida diaria, llegando a definir la vida de algunos practicantes. Otra posible traducción es "el camino de la mano y de la vida" pues el Vacío o Kara, filosóficamente lo contiene todo, como esencia sin ataduras, sin juicios, sin límites, sin forma.

 

Sakugawa Kanga

Matsumura Sōkon

Los maestros precursores del Karate clásico son "Tode" Sakugawa Kanga (佐久川 寛賀)  y "Bushi" Matsumura Sōkon (松村 宗棍), así como a sus discípulos, de los cuales los más conocidos son, Kyan Chōtoku (喜屋武 朝徳)Asato Ankō (安里 安恒), Itosu Ankō (entre muchos otros).

 

Kyan Chōtoku

Asato Ankō

Fue uno de sus alumnos de tercera generación, el maestro Funakosi Gichin (船越 義珍) (fundador de la escuela Shōtōkan (松濤館)), a quien se le conoce como el "padre del Karate moderno", siendo el mayor responsable de haber introducido y popularizado el Karate en las islas principales de Japón. Sin embargo hay que notar que durante el inicio del siglo XX varios fueron los maestros de Okinawa que estuvieron dedicados a la enseñanza y difusión del Karate, por lo que fueron también responsables de su desarrollo en las islas principales del Japón. Los maestros destacados que también influyeron en la difusión del Karate en Japón incluyen a Mabuni Kenwa (摩文仁 賢和) (fundador de la escuela Shitō-ryū), Miyagi Chōjun (fundador de la escuela Gōju-ryū), Motobu Chōki (fundador de la escuela Motobu-ryū) y  Uechi Kanbun (fundador de la escuela Uechi-ryū).

Funakoshi  Gichin

Mabuni Kenwa

Miyagi Chōjun

La primera demostración pública del Karate en las islas principales del Japón se dio en el año 1917 en el Butokuden de Kyoto y realizada por Gichin Funakoshi. Ésta y posteriores demostraciones dejaron bastante impresionados a muchos japoneses, entre ellos al príncipe heredero Hirohito, que quedó entusiasmado con el arte marcial de Okinawa.

 

Motobu Chōki

Uechi Kanbun

En 1922, el Dr. Kanō Jigorō (嘉納 治五郎), fundador del arte marcial japonés del Judō (柔道), invitó al maestro Funakoshi al Dojō Kōdōkan (講道館) para hacer una demostración y permanecer en Japón para enseñar Karate. Este patrocinio fue clave para el establecimiento y posterior desarrollo del Karate en Japón. Sin el respaldo del maestro Kanō, el arte marcial okinawense, considerado hasta entonces como un "arte campesino, provincial y atrasado" habría sido despreciado aún más por los japoneses. Por otro lado, en el año 1929 el Maestro Mabuni Kenwa se instaló en la ciudad de Osaka para enseñar su estilo de Karate, Shitō-ryū.

 

Kanō Jigorō

Polideportivo de la Luz

Avenida de la Luz, 6

28760 Tres Cantos (Madrid)

Teléfono: 636 46 61 68

e-Mail:  info@karatekangaroo.com

 

© 2019 by KARATE KANGAROO

  • Facebook Social Icon
  • e-mail1